DOMINGO ?>

 DOMINGO

Ayer fue un día estupendo.

Por la mañana volvimos a la playa, esta vez nos llevaron los abuelos y ¡¡fue muy divertido!!

El abuelo hizo un castillo enorme, era el más grande que nunca había visto, y jugamos en la orilla a ver si nos pillaban las olas.

La abuela estaba sentada en una silla con Felipe a la sombra de una preciosa sombrilla blanca, de todo el borde cuelgan borlas que se mueven con el viento, me dijo que era de su madre y que cuando ella era pequeña como yo, también se quedaba embobada mirándola en la playa.

Yo no había pensado nunca que la abuela también hubiera sido pequeña como yo…Mamá me explicó, que todo el mundo había sido niño y que con los años creemos y nos hacemos mayores, pero que todavía me falta mucho.

Al llegar a casa comimos todos juntos en la mesa del jardín, Quillo estaba muy travieso y todo el rato daba vueltas alrededor de la mesa por si alguien le daba comida.

Pero lo mejor fue por la tarde…La festividad del Carmen se celebra por todo lo alto en mi zona y hacen unas fiestas muy divertidas, con actuaciones y juegos para todos.

Otro día os cuento más, ¡me llama la abuela y no puedo hacerla esperar!

Comments are closed.